FINCA SAN GABRIEL

OLIVICULTURA DE PRECISIÓN
Olivicultura de precisión
La olivicultura de precisión es nuestra filosofía en el manejo del olivo, en el cual cada lote, e inclusive cada planta, son tratados en forma individual y manual, utilizando la última tecnología disponible para maximizar la calidad.
Riego de invierno y primavera
El clima desértico de La Rioja no sólo hace que el riego sea una necesidad, sino también una importante herramienta para maximizar la calidad. El régimen de riego comienza en agosto cuando se riega ampliamente para rellenar el nivel de agua del suelo y asegurar un buen comienzo del ciclo vegetativo.
Riego de verano
Durante los meses de verano el régimen de riego se aplica en base a varios aspectos de la Olivicultura de Precisión. Tal vez la técnica más importante sea la observación visual de la planta por parte del Director de Olivar mientras recorre la finca. Su objetivo es mantener un intenso color verde en las hojas, que indica una intensa actividad fotosintética de la planta. Otro detalle importante que se puede observar visualmente es el ángulo entre el tallo y la hoja. Si el ángulo es muy pequeño y la hoja cuelga, el Director de Olivares decidirá regar. El posicionamiento de la punta de la hoja también debe considerarse. Si la primera hoja se encuentra por encima de la punta del brote, en este caso la planta no está trabajando adecuadamente y necesita recibir agua. Sumado a las observaciones visuales, la Olivicultura de Precisión también emplea la última tecnología disponible para la medición del agua, en miras a efectuar correctas decisiones de riego. Para ello se utiliza una maquinaria especial que mide el nivel de agua en las hojas, ejerciendo presión a través de una caja herméticamente sellada, con lo que se puede medir el contenido de agua de cada planta. Luego, lectura de esta medición se compara con la lectura de fotos aéreas que marcan con distintos colores las diferentes temperaturas de las hojas, contribuyendo así a una correcta decisión de riego, en función de la temperatura que presenten las hojas.
Poda de invierno
Es una de las actividades más importantes del manejo del olivo. Esta tarea establece el escenario del futuro vigor, rendimiento y distribución de la fruta en cada planta. El Director del olivar debe decidir cuántos brotes se dejará, lo cual depende del vigor del año anterior de la planta. El proceso se inicia al finalizar la cosecha, entre los meses de Abril y Julio. Otra importante decisión en la poda es la selección de ramas. La rama seleccionada, que servirá de cargador para el próximo año, debe poseer el vigor adecuado.
Control de la maduración
A medida que se aproxima la cosecha, cada lote es observado. Se toman muestras de plantas y se realizan análisis químicos para establecer los niveles de azúcar, acidez, antocianas y grado de madurez.
Cosecha manual
A fin de minimizar cualquier posible ruptura o tratamiento agresivo de los frutos, lo cual podría llevar a daños y a cierta oxidación no deseada la cosecha se lleva a cabo en forma manual. Se emplean canastos de 20 Kg. para que los frutos no se dañen. Luego se vuelcan en bins de 250 Kg. que son transportados hacia la fabrica de aceitunas o aceite, según la variedad cosechada.
Conclusión
La Olivicultura de Precisión es un concepto crucial en miras a obtener aceitunas de calidad y asegurar la obtención de un gran aceite. Se presta atención extrema hasta el mínimo detalle en cada planta durante la estación de crecimiento para maximizar la calidad. Cada cuadro es analizado en forma individual para que pueda alcanzar su máximo potencial.

Información:
Ruta Nacional 38 - Km 205. Departamento Capital. La Rioja.
Región Nuevo Cuyo.
Argentina
Horario de Atención al Cliente: Lunes a Viernes de 08 a 17:30hs
La Rioja. Argentina
Teléfono/ Fax: +54 3822 431 933/ 421 204
Email: ventaslar@viverosangabriel.com.ar